General - 28 marzo, 2017

4 estados mentales en las artes marciales japonesas

Scan the QR Code

Leé desde tu celular

Todo comienza en la mente del hombre, cualquiera de sus acciones. Es por eso que en oriente se analizaron y catalogaron los diferentes estados de atención ideales a alcanzar en diferentes situaciones.

Estos estados están vinculados a diferentes aspectos de la práctica de artes marciales o situaciones de defensa personal específicas. Es interesante tenerlas presente para saber en donde centrarse a la hora de buscar el mayor provecho de nuestras acciones.

SHOSHIN, MENTE DE PRINCIPIANTE
Para poder aprender cualquier cosa, primero hay que liberarse de prejuicios. Este principio es fundamental en Karate, dado que cuando uno se cierra y cree que ya sabe es cuando deja de aprender.
Es difícil mantener el estado Shoshin a medida que uno avanza y obtiene graduaciones. De hecho la gente cree que al llegar a cinturón negro ya lo sabe todo.
Y he aquí algo interesante sobre el cinturón negro: la primer graduación es llamada “shodan”, lo cual literalmente significa “primer nivel”.
El cinturón negro no es el final, sino el principio de una nueva escalera.

MUSHIN, SIN MENTE
… o en su versión mas larga proveniente del budismo zen MUSHIN NO SHIN “mente sin mente”.
Es un estado ideal para la ejecución de diversas actividades (se aplica a todo lo que uno desee) y consiste en tener la mente en estado calmo pero concentrado en lo que se realiza. Ni mas ni menos.
Se está 100% presente en lo realizado, la mente fluye y se deja que naturalmente las acciones se sucedan emanando de uno mismo sin esfuerzo.
En la película “El último samurai” el protagonista quiere entrenar en lucha con espadas de madera (bokken), y al intentarlo es abatido miserablemente.
Un simpatizante nippon se acerca y le dice “demasiada mente”, “mente espada, mente gente que mira, mente enemigo, demasiada mente. No mente!”. Tras lo que nuestro occidental logra tener su momento de MUSHIN y dominar el momento del combate.

FUDOSHIN, MENTE INAMOVIBLE
Es el estado en donde sólo se tiene presente el objetivo propuesto, no importa lo que se cruce en mi camino yo sigo en la dirección propuesta.
Este estado de concentración se entrena constantemente en las clases de Karate, en torneos y exhibiciones. No importa el bullicio exterior, cuando entramos al dojo tenemos un objetivo puntual y nos abocamos a ello.
Es ideal para sobreponerse a momentos difíciles en donde existan elementos capaces de abrumarnos, por ejemplo exámenes, un combate, una competencia.

ZANSHIN, CONCIENCIA DE TODO
Es el estado de estar conciente, en vigilia, atento. Normalmente vivimos en “automático”, sin meditar mucho ni estar 100% alertas sobre lo que sucede alrededor, focalizando nuestra atención en un evento, una persona, o algo puntual.
Es mantenernos despiertos a todo, no dejarnos absorber por un evento en particular, mantener nuestra atención presente sobre todo lo que nos rodea.

En defensa personal es ideal para no dejarnos llevar, por ejemplo, por el hecho de haber reducido a nuestro contrincante y sentirnos totalmente fuera de peligro… sino mantenernos alerta a la posibilidad de otra amenaza inminente.

Dejar una Respuesta